¿Qué es la ALERGIA?

volver al índice

La alergia es una reacción del sistema defensivo humano frente a sustancias que comúnmente no causan problemas, y que son aceptadas normalmente por la mayoría de las personas. Cuando un virus o una bacteria penetra en el cuerpo, éste se defiende produciendo ANTICUERPOS, que destruyen el agente invasor. En el caso de la alergia ocurre algo similar, solo que los anticuerpos se producen contra una sustancia normalmente inocua (polen, alimento, etc.) llamada ALÉRGENO.

Esta reacción ANTICUERPO-ALERGENO es la responsable de los síntomas, dependiendo de la región del organismo en la que se produzca (tos y pitos, estornudos, urticaria, etc.). Pero estos síntomas no aparecen hasta que los niveles de ANTICUERPOS producidos (y por tanto, la intensidad de la Reacción) sobrepasan el nivel de tolerancia individual de cada persona.

La mayor parte de las personas alérgicas lo son a varios de estos ALERGENOS.

¿Quién es susceptible de desarrollar ALERGIA?

volver al índice

Las enfermedades alérgicas son responsables de un gran número de problemas médicos y laborales. Estas enfermedades suelen comenzar a desarrollarse en la infancia (aunque con mucha frecuencia no se hacen patentes hasta edades más tardías).

La Alergia Alimentaria es la alergia más frecuente en lactantes y niños pequeños, y son un factor predictivo del desarrollo de alergia a sustancia inhalantes en edades posteriores: es decir, un lactante con alergia a un alimento, con gran frecuencia desarrollará alergia a algún alérgeno inhalante cuando sea mayor. De igual manera, lactante que desarrollan ciertas enfermedades alérgicas en edades tempranas (ej: Dermatitis Atópica), con frecuencia tendrán más tarde otras enfermedades alérgicas (ej: Asma).

Tipos de Alergia

volver al índice

Prácticamente cualquier sustancia imaginable es capaz de producir alergia en individuos predispuestos.

Los siguientes enlaces le llevan a páginas específicas sobre los distintos tipos de alergia:

Consejos generales

volver al índice

Si Vd. o su hijo/a son alérgicos a algún alérgeno, probablemente lo son a más de uno. Sin embargo, debe Vd. tener en cuenta que la aparición de los síntomas depende de la exposición a una cantidad de alérgeno capaz que supere el límite de tolerancia del paciente. Por ejemplo, si el paciente es alérgico es alérgico al polen de las gramíneas, a los ácaros y al perro y se llevan a cabo los consejos para las personas alérgicas al Polvo y al Polen, esto puede ser suficiente para mantenerse la mayor parte del tiempo expuesto a una carga alergénica por debajo del nivel de tolerancia capaz de desencadenar síntomas. Por tanto, el hecho de que no sean apreciables los síntomas a pesar de mantener el perro en casa, ello no significa que el paciente no sea alérgico al perro. Únicamente quiere decir que, en términos generales, la carga alergénica total está por debajo del umbral de tolerancia; pero esto puede ser ocasional y transitorio.

En todo caso, es necesario recordar que hasta que el paciente no sea explorado alergológicamente no se puede saber si es realmente alérgico, y a qué alergenos es alérgico.

Signos y síntomas de Alergia

volver al índice

Las personas entran en contacto con los alergenos a través del aire que respiran, de los alimentos que comen, o de las cosas que tocan. Lo cual significa que las reacciones alérgicas pueden producirse en cualquier parte del organismo. Los síntomas más corrientes de alergia son:

  • Estornudos, frecuentemente acompañados de taponamiento de nariz.
  • Tos.
  • Picor de ojos, nariz, paladar, oídos o garganta.
  • Ojeras.
  • "Saludo alérgico" (frotamiento hacia arriba de la nariz, lo que produce con frecuencia un surco horizontal en la nariz).
  • Lagrimeo.
  • Conjuntivitis (enrojecimiento de los ojos, legañas,...).
  • Pitos en el pecho, dificultad respiratoria, opresión en el pecho.
  • Erupciones en la piel, habones, picores.
  • Dolores de abdomen, diarrea, vómitos (sobre todo en lactantes y niños pequeños).

Alergia y enfermedades concomitantes

volver al índice

La alergia puede ser más seria de lo que con frecuencia se piensa. En este sentido, puede afectar en gran medida la calidad de vida de los pacientes. Pero además, las alergias puede causar, acentuar, desencadenar o contribuir al desarrollo de otros problemas asociados. SER CONSCIENTE es la clave: si se conoce que uno es alérgico y a qué, la diferencia acerca de cómo tratar y manejar la alergia y sus consecuencias puede ser muy notable.

  • Otitis
    Las otitis son causa de frecuentes vistas al Pediatra, y son las responsables del mayor porcentaje de pérdidas de audición en niños. Estudios recientes sugieren que la alergia alimentaria puede ser responsable de episodios recurrentes de Otitis en lactantes y niños pequeños.

  • Asma
    Es asma es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia, y afecta a una proporción de alrededor del 10% de los niños. Los síntomas de asma están producidos por una inflamación de los bronquios causada por una alergia a los ácaros del polvo, los animales domésticos, los hongos, el polen, etc. La identificación y la evitación de estos alergenos aliviará los síntomas.

  • Erupciones en la piel
    Las erupcionen cutáneas, como el eczema, son un problema común en la infancia. Con frecuencia aparece en los primeros meses de vida, y puede estar causado por una alergia a alimentos, como la leche. Pero además, el Eczema en un niño pequeño puede alertar acerca del posible desarrollo de un problema alérgico a largo plazo. Así, alrededor de la mitad de los niños con eczema desarrollarán asma más adelante. De nuevo, identificar y controlar los alergenos causales puede ser la clave.

  • Rinitis alérgiaca
    La Rinitis es una inflamación de la superficie interna de la nariz, que causa estornudos, picor de nariz, obstrucción. Como en los otros problemas mencionados, es crucial saber si se trata de un problema alérgico, y cuál/es es/son la/s causa/s responsable/s.

  • Sinusitis
    Los senos nasales y paranasales son unas cavidades que se encuentran situadas al lado de las fosas nasales, con las que se comunican a través de unos orificios. Así, una inflamación de las membranas mucosas de la nariz pueden causar una obstrucción de dichos orificios y causar sinutitis. La sinusitis sería pues consecuencia de la Rinitis, y un adecuado tratamiento de esta última evitaría o resolvería la primera.

Encontrar la causa

volver al índice

Se debe realizar una exploración alergológica tan pronto como aparezcan los primeros síntomas sospechosamente alérgicos. Los recién nacidos raramente presentan síntomas de alergia. Pero tan pronto la leche es introducida en la dieta, algunos niños pueden comenzar vómitos, diarrea, cólicos intestinales, etc. En ocasiones, cuando estos síntomas digestivos van remitiendo, comienzan a aparecer síntomas en la piel (eritema del pañal, eczema,...). Más tarde pueden aparecer catarros bronquiales o asma. Finalmente, es común que se hagan patentes síntomas alérgicos en la nariz (rinitis) o en los ojos (conjuntivitis).

Observe Vd. el patrón de desarrollo de los problemas alérgicos: frecuentemente las personas con predisposición alérgica siguen un curso clínico determinado, que cambia con la edad. Esto es lo que se conoce como MARCHA ALÉRGICA.

Por lo tanto, hallar la causa lo más precozmente posible puede ayudar de forma notable a detener la progresión de dicha "marcha".

Factores que contribuyen al desarrollo de la alergia.

volver al índice

  1. Factores Predisponentes:
    • La Constitución Atópica. Ciertas personas tienen una predisposición genética para el desarrollo de enfermedades alérgicas, que pueden transmitir a su descendencia. Por ello, es más probable que un niño sea alérgico si hay otros miembros de la familia (padre, madre, hermano, etc.) son alérgicos.

    • El Sexo. Ciertas enfermedades alérgicas (ej: el asma, son más frecuentes en niños que en niñas).

  2. Factores Causales è ALERGENOS

    • Alergenos Domésticos:

      • Ácaros del Polvo

      • Hongos

      • Epitelios de animales

      • Cucarachas

    • Alergenos Exteriores

      • Hongos

      • Pólenes

      • Epitelios de animales

    • Alergenos Ocupacionales è Afectan a adultos por exposición a ciertas sustancias durante su trabajos (ej: harina en los panaderos, polvo de madera en carpinteros, etc.)

  3. Factores Coadyuvantes, Facilitadores o Desencadenantes à Son factores que no producen alergia por sí mismos, pero que facilitan que una persona pueda hacerse alérgica a algún alérgeno de los del epígrafe b), o bien pueden actuar como factores desencadenantes en una persona que ya es alérgica:

    • Contaminación
    • Aire frío
    • Humo de tabaco
    • Ejercicio
    • Infecciones respiratorias

El diagnóstico de la alergia

volver al índice

Cuando su hijo/a tiene síntomas como consecuencia de un problema alérgico, lo único que Vd. quiere es que el problema pase lo antes posible. Si bien los picores, la conjuntivitis, los estornudos o la congestión nasal no son problemas graves, pueden resultar enormemente molestos para el paciente que los padece, y puede limitar en gran medida su calidad de vida. De nuevo, lo primero que es necesario hacer para conseguir resolver el problema es encontrar la causa de los síntomas. Es necesario además tener en cuenta que los síntomas que caracterizan a ciertas enfermedades alérgicas pueden ser similares a los que aparecen como consecuencia de otras enfermedades.

Si su hijo/a tiene síntomas sospechosamente alérgicos, Vd. debe consultar con su Pediatra. El/la Pediatra realizará una historia clínica detallada y un examen físico, y determinará si hay razones para establecer una sospecha fundada de una enfermedad alérgica. En ese caso, le remitirá a un Especialista en Enfermedades Alérgicas para realizar las pruebas oportunas que permitan confirmar el diagnóstico de sospecha.

Las pruebas de la alergia

volver al índice

Existen dos tipos de exploraciones para poder determinar si un/a niño/a tiene alergia:

  • Pruebas Cutáneas è se realizan aplicando en la piel gotas de los extractos a los cuales se supone que el paciente puede ser alérgico, y efectuando a continuación una pequeña punción sobre las gotas. De esta forma se introduce una minúscula cantidad del alergeno en la piel, con el objetivo de ver si se produce una reacción. Al cabo de 15-20 minutos se efectúa la lectura: aquellos puntos en los que se hayan producido habones permiten conocer a qué sustancias es alérgico el paciente.

  • Pruebas en la sangre è Constituyen un complemento necesario de las pruebas en la piel. Permiten no sólo ratificar, sino también cuantificar la intensidad de la sensibilización alérgica. Basta una pequeña cantidad de sangre (no más de 2-3 c.c.) para poder efectuar más de una docena de determinaciones frente a diferentes alergenos.

    Dentro de estas Pruebas existe otra (PhadiatopÒ) que efectúa una determinación cualitativa de la presencia o no de alergia: si el resultado es positivo, es altamente probable que el paciente sea efectivamente alérgico, mientras que si es negativo, lo probable es que no lo sea. Este método se utiliza como técnica de "despistaje".

Se calcula que una persona a lo largo de su vida entra en contacto con varios miles de sustancias capaces de producir alergia. Afortunadamente, en la mayoría de los casos sólo una o unas pocas de esas sustancias producen problemas a una persona concreta. Pero aún así, a veces encontrar la causa de la alergia en un paciente determinado puede ser como hallar una aguja en un pajar; y, naturalmente, no se le pueden hacer a una persona (especialmente si es un niño) cientos de pruebas de manera indiscriminada. Pero hay que tener en cuenta que una persona suele tener alergia a sustancias con las que tiene un contacto frecuente, y las probabilidades de que tenga alergia son tanto mayores cuanto más frecuente es el contacto con la sustancia en cuestión. Por eso, la realización de estas Pruebas (tanto en la piel como en la sangre) es un proceso que debe basarse necesariamente en una Historia Clínica detallada, con el fin de determinar cuáles pueden ser los alergenos responsables de la enfermedad del paciente. Por ejemplo, si el niño tiene conjuntivitis cuando se encuentra en la proximidad de algún animal, es probable que el pelo de este animal sea la causa; si tiene síntomas en primavera, en el campo, es probable que tenga alergia al polen de alguna planta, etc. Es importante por tanto que el Médico que efectúa estas exploraciones tenga conocimientos acerca de cuáles son las plantas, o los mohos, o los ácaros,... con potencialidad alergénica más comunes en cada zona. Por ejemplo, en la costa mediterránea es muy común la alergia al polen de una maleza llamada Parietaria ( muy común en esta zona; sin embargo, en la meseta, o en la costa nor-occidental de la península esta planta es muy poco común, por lo que es relativamente raro que un niño gallego tenga alergia a la Parietaria. Otro ejemplo: los ácaros  que producen alergia pueden ser diferentes en la península y en las Islas Canarias.

Por otra parte, es asimismo esencial una correcta interpretación de los resultados de las pruebas realizadas. Con frecuencia un paciente puede tener algunas pruebas positivas frente a alergenos que no són clínicamente relevantes, es decir, que no tienen responsabilidad en el desencadenamiento de los síntomas del paciente.

Además, es importante tener en cuenta que a veces los síntomas se producen cuando se produce una coincidencia temporal de varios factores que, por si solos no serían capaces de desarrollar tales síntomas (ej: cantidades relevantes de alergenos, más una infección viral, o el ejercicio físico, o el humo del tabaco, o la contaminación, o el aire frío, etc.).

Todo ello trae como consecuencia lógica que el Médico que prescriba, realice e interprete estas exploraciones debe ser un Especialista suficientemente formado para poder llegar a un diagnóstico certero de la forma más directa.

Normas generales de desalergenización del domicilio.

volver al índice

DESALERGENIZACIÓN DEL AMBIENTE

Se denomina así a las medidas tomadas para evitar en la medida de lo posible las sustancias potencialmente nocivas para el paciente alérgico que se encuentran en el domicilio, y que pueden producir Asma y otros problemas respiratorios y cutáneos.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA TODA LA CASA 

Estas normas constituyen una situación IDEAL. En la medida en la que sean realizadas correctamente, las probabilidades de recaída serán menores. La desalergenización es especialmente importante en el dormitorio, puesto que, en general, una tercera parte del día transcurre en esta habitación.

Los pelos y las plumas de los animales domésticos constituyen un material MUY alergénico. Por lo tanto, debe evitarse la presencia en el domicilio de animales de pelo (particularmente PERROS, GATOS y HÁMSTERES) y pluma, puesto que, si el paciente es ya alérgico a alguno de estos animales, su mera presencia puede causar síntomas, y si todavía no lo es, el riesgo de hacerse alérgico es muy alto.

No habrá alfombras ni moquetas. No debe haber macetas dentro de la vivienda, pues en la tierra de la maceta crecen los mohos abundantemente. Sí puede haberlas en terrazas y balcones.

Es conveniente pintar las paredes con pintura plástica lavable y, preferiblemente lisas (no estucadas). Son desaconsejables las paredes empapeladas o enteladas.

La limpieza se hará a diario con aspiradora o fregando. A los muebles se les quitará el polvo con una bayeta húmeda, pudiendo emplearse sprays limpiamuebles. Nunca se barrerá ni se sacudirá el polvo. Conviene no olvidar cuadros, rodapiés, altillos, etc. Deben evitarse los ambientadores, sprays, etc. con olores intensos y penetrantes.

El tabaco constituye un potentísimo irritante bronquial. Por lo tanto, ESTÁ CONTRAINDICADO FUMAR EN LA CASA DE UN PACIENTE ALERGICO, incluso cuando él/ella no esté presente.

Se puede usar aire acondicionado, siempre que la limpieza de filtros y el mantenimiento se realicen regularmente.

Antes de que el paciente entre en una vivienda que lleve tiempo cerrada (por ejemplo, al volver de vacaciones), se hará limpieza general a fondo siguiendo estas normas.

MEDIDAS PARA EVITAR LOS ÁCAROS:

  • En la limpieza diaria, utilizar aspirador y paño húmedo.
  • Reemplazar el material de la cama o muebles tapizados que contenga lana, miraguano, algodón crin, plumas por materiales sintéticos.
  • Evitar moquetas, alfombras, tapicerías, cortinas pesadas.
  • Si se cambia de vivienda, es preferible una zona seca y soleada.

MEDIDAS PARA EVITAR LOS HONGOS:

  • Evitar la humedad, sobre todo en la habitación, baño y cocina. Debe eliminarse con celeridad toda mancha de humedad que aparezca en la casa.
  • Evitar plantas de interior y flores secas de adorno.
  • Ventilar con frecuencia las zonas oscuras y húmedas de la casa, y utilizar en ellas pinturas antimohos.
  • Limpiar con frecuencia los filtros de los aparatos de aire acondicionado y deshumidificadores con soluciones antifúngicas.
  • Secar bien la ropa y el calzado antes de guardarlo.

Medidas específicas para el dormitorio

volver al índice

CARACTERÍSTICAS DE LA HABITACIÓN

  • Si es posible, la habitación será seca y soleada.

  • El suelo será de terrazo, parquet, corcho barnizado o linóleo. NO DE MOQUETA. No habrá alfombras.

  • Las paredes deben estar pintadas con pintura plástica lavable y LISAS; no estucadas, empapeladas ni enteladas.

  • No habrá cortinas o, si las hubiere, serán de fibra sintética.

  • Prescindirán de muebles innecesarios. Si hay armario en el dormitorio y no es posible trasladarlo, es conveniente guardar en él sólo la ropa de temporada de uso frecuente, y no abrigos, juguetes, libros, etc.

  • La ropa que haya en el armario debe guardarse en bolsas de plástico.

  • Si el paciente es un niño, no utilizará el dormitorio como cuarto de juegos, si puede evitarse.

  • No conviene que haya muebles tapizados, juguetes, estanterías, pósters, librerías, peluches, etc.

CARACTERÍSTICAS DE LA CAMA:

  • Los colchones y las almohadas de las camas que haya en el dormitorio del paciente serán de GOMAESPUMA o DE MUELLES ANTIALÉRGICO. En todos los casos es aconsejable el uso de Fundas Antiácaros en COLCHON y ALMOHADA. En su defecto, puede utilizarse una sábana de plástico ajustable forrada de rizo. En la misma habitación no habrá colchones ni almohadas de mirahuano, lana, borra, plumas, etc.

  • Las mantas serán preferiblemente de fibra. Pueden utilizarse edredones nórdicos de fibra sintética lavable (NO DE PLUMA o PLUMÓN).

LIMPIEZA:

  •  Se limpiará el dormitorio TODOS LOS DIAS, sin barrer, preferiblemente con una aspiradora potente, o se fregará.

  • Airear bien la cama y aspirar el colchón y la almohada a diario.

  • A los muebles se les quitará el polvo a diario con una bayeta húmeda. El armario (si lo hubiere) se limpiará por dentro A DIARIO.

  • Una vez a la semana, se limpiarán las paredes del dormitorio con un paño húmedo, pasándolo de arriba hacia abajo.

  • Las sábanas se cambiarán cada dos ó tres días, y se lavarán en el programa caliente de la lavadora.. Las mantas o el edredón, y las cortinas se lavarán cada 15 días.

  • Si hay más de una cama en el mismo dormitorio, reunirá las mismas condiciones que la del paciente alérgico Si se trata de literas, el paciente dormirá la de arriba.

  • Es recomendable el uso periódico de Acaricidas

 

(c) 2002-2008 Unidad de Alergia Infantil, HOSPITAL LA FE
VALENCIA
ESPAÑA

Zona de Familiares: Noticias | Información general sobre la alergia | Preguntas más frecuentes sobre la alergia | Enfermedades alérgicas más frecuentes
Niños alérgicos a ... | La tienda de la alergia | Foro | Enlaces | Información de la unidad | Polen y Alergia | Ácaros y alergia
Unidad de alergia infantil:
Niños |
Familiares | Profesionales